Odontología Preventiva

El cuidado de los dientes y las encías no sólo mantiene su sonrisa brillante y el aliento agradable, sino que además es esencial para la buena salud y ayuda a prevenir ciertos tipos de cáncer oral.

La odontología preventiva se refiere a los esfuerzos que usted y su práctica dental realizan para proteger su salud oral; prevenir la enfermedad periodontal y las caries, lo cual le permitirá mantener sus dientes sanos y naturales para toda su vida.

Atención odontológica preventiva –   Responsabilidad del paciente

Además de un riguroso hábito de higiene oral, el cuidado dental preventivo requiere una dieta y un estilo de vida saludable del paciente.

Esto implica:

  • Cepillar: Cepillarse regularmente es una parte integral del cuidado dental. Cepillarse previene la acumulación de placa bacteriana que es una capa invisible que se produce constantemente en la cavidad oral.

La práctica odontológica recomienda cepillarse por lo menos dos veces al día: por la mañana y antes de dormir con una pasta dental con fluoruro.

Las pruebas de los ensayos clínicos sugieren que cepillos de dientes eléctricos, son superiores a los cepillos manuales para eliminar placa.

Cepillarse inmediatamente después de comer es realmente un buen cuidado dental. Comer temporalmente debita el esmalte dental y cepillarse durante este periodo de transición puede dañar los dientes.

Usar goma de mascar sin azúcar, produce saliva que puede ayuda a cancelar la cantidad de ácido producido al comer.

  • Uso de hilo dental: esto es una parte muy importante de su higiene dental así como el de cepillarse, porque limpia los espacios entre los dientes donde el cepillo no logra alcanzar.
  • Dieta: el mejor asesoramiento dental es evitar la azúcar, bebidas carbonatadas (incluso las bebidas sin azúcar) y alimentos procesados. Beba mucha agua o leche y si usted disfruta de delicias azucaradas, trate de limitarlas a una vez al día, pues es la frecuencia y no la cantidad total de azúcar lo que causa más daño a los dientes.

Servicios dentales preventivos: El papel del dentista y la higienista

Sin embargo, después de un riguroso y efectivo cuidado dental, aún es necesario visitar el dentista como método de prevención y poder acceder a los servicios de: limpieza dental, radiografías regulares, rellenos y endodoncias.

Odontología preventiva para los niños

¿Ha oído sobre el niño que fue al dentista? Una cuarta parte de sus dientes estaban en tan malas condiciones que el dentista debió ponerle coronas dentales.

Una buena odontología preventiva para niños es empezar a una muy corta edad (usar cepillo desde el primer diente); como poniendo solamente agua en el babero en la noche; deshacerse del chupete a los dos años y ser consciente que las medicinas contienen azucar.

El dentista de su hijo también puede recomendar el uso de sellantes de fisuras que es una capa de plástico que se aplica a las superficies de los dientes para morder. Este servicio puede ayudar a prevenir las caries dentales.

Precauciones en odontología preventiva

Asegúrese que su dentista este consciente de cualquier condición médica que usted tenga para que él pueda tomar precauciones en caso de ser necesario y así proteger su salud y evitar cualquier daño. Por ejemplo el prolapso de válvula mitral, debe tratarse con antibióticos y las alergias a las preparaciones y medicamentos utilizados en odontología preventiva es muy inusual.