Higiene Bucal



Mantener una buena higiene bucal es una de las cosas más importantes que usted puede hacer por sus dientes y encías. Los dientes sanos no sólo le permiten verse y sentirse bien, sino que le permiten comer y hablar correctamente. Una buena salud bucal es importante para su bienestar general.


El cuidado diario preventivo, como el cepillado y uso de hilo dental, ayuda a detener los problemas antes de que se desarrollen. Higiene Bucal


Fuera de las consultas con el dentista, se pueden dar pasos sencillos para reducir considerablemente el riesgo de desarrollar caries, enfermedad de la encía y otros problemas dentales. Estos incluyen:



    • Cepillarse a fondo dos veces al día y usar el hilo dental todos los días


    • Comer una dieta equilibrada y evitar comer entre horas


    • Usar productos dentales que contengan flúor, incluso la pasta de dientes


    • Usar enjuague bucal con flúor si su dentista se lo recomienda


    • Asegurarse que sus hijos menores de 12 años beban agua fluorada o tomen un suplemento de flúor si viven en un zona de agua sin flúor