CORONAS (FUNDAS) Y PUENTES

La corona y el puente se usan para restaurar y mejorar los dientes dañados, o para reemplazar dientes que falten. Una corona, o funda, se usa para cubrir totalmente al diente dañado. No sólo fortalece al diente sino que puede mejorar su apariencia, forma y alineación en forma espectacular. Coronas (Fundas) y Puentes

Las coronas se pueden usar para:

  • Reemplazar un relleno grande cuando queda poca estructura dentaria.
  • Proteger un diente debilitado para que no se fracture
  • Restaurar un diente fracturado
  • Pegar un puente
  • Cubrir un implante dental
  • Cubrir un diente descolorido o deformado
  • Cubrir un diente que ha tenido un tratamiento de conducto

Un puente es un método ideal para llenar el espacio creado por dientes que faltan. Un puente es uno o más dientes artificiales, que se cementan en su lugar sosteniéndose de los dientes vecinos, de ahí el nombre. Esta es una opción para llenar el espacio creado por un diente que falta. Un puente reemplaza al diente que falta, tanto funcional como estéticamente. La elaboración de un puente es tanto un arte como una ciencia exacta. Los materiales que se usan pueden ser aleaciones de oro, o porcelana unida a una aleación de metal, o sólo cerámica para que coincida con el color natural de su diente. La elección del material depende de los requisitos de fuerza, desgaste y/o estética.